Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog 20 minutos - Arsenioescolar escriba una noticia?

130 km/h, una mala medida macroeconómica

04/10/2013 11:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Gobierno de Mariano Rajoy va a aprobar hoy un proyecto de reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial que incluye medidas muy novedosas y probablemente polémicas: la subida de 500 a 1.000 euros de las multas por conducir bajo los efectos del alcohol, la obligatoriedad del uso del casco para menores que circulen en bicicleta tanto en ciudad como en vías interurbanas, pruebas de drogas y alcohol a los peatones que infrinjan normas de circulación y no solo a los que sean víctimas o copartícipes de un siniestro, prohibición del uso de detectores de radar. Suena todo bien, los expertos en tráfico dicen que desde el punto de vista de la seguridad van bien encaminadas, que serán eficaces, que harán disminuir el número de víctimas del tráfico.

Pero entre las novedades, hay una que no parece tan acertada: si bien se va a bajar la velocidad máxima autorizada en algunas carreteras y en algunas calles de las ciudades, se va a elevar a 130 km/h la velocidad máxima autorizada en algunos tramos de autopistas y autovías.

Más velocidad es más consumo de carburante. No lo saben solo los expertos, lo sabe cualquier conductor. El aumento de este consumo hará felices a las empresas petroleras, a los vendedores de gasolinas y gasóleos, incluso a Montoro y el resto de responsables de Hacienda, pero será malo para los consumidores en general y sobre todo para la economía española, que tiene en su tremendo déficit energéticos una de sus mayores debilidades. La milmillonaria importación de petróleo y de derivados del petróleo es una enorme carga de nuestra balanza de pagos, y ahora que ésta estaba mejorando con nuestras exportaciones le vamos a meter un monto suplementaria en nuestras importaciones por una decisión política.

En marzo de 2011, con el petróleo encareciéndose muchísimo por la oleada de revueltas en algunos países árabes productores de crudo -saltó en pocas semanas de unos 100 a unos 120 dólares el barril, y en verano de aquel año llegó a los 140-, el Gobierno de Zapatero hizo lo contrario: redujo de 120 a 110 kilómetros hora la velocidad máxima autorizada. A los conductores en general no nos gustó (y a los petroleros nada de nada), pero en términos macroeconómicos fue una buena medida. El Gobierno aseguró que se ahorraban unos 120 millones de euros al mes. Quizás exageraba un poco, estábamos en vísperas electorales, pero algo se ahorró en nuestra balanza de pagos… durante muy poco tiempo. La medida estuvo en vigor apenas cuatro meses. Las presiones de los petroleros y de la máxima responsables de Hacienda de entonces, la vicepresidenta Elena Salgado, hicieron que el 30 de junio de 2011 se quitaran las pegatinas de 110 puestas en las señales de tráfico y se volviera al 120.

El petróleo lleva unos meses moviéndose entre los 100 y los 110 dólares el barril. No está lo carísimo que estaba en la primavera-verano de 2011, pero tampoco está barato. Aumentar la velocidad máxima es seguir viviendo como si fuéramos ricos, y en eso, en energía, somos paupérrimos.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog 20 minutos - Arsenioescolar (750 noticias)
Fuente:
blogs.20minutos.es
Visitas:
493
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.