Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

102 minutos de historia pura Ataque torres gemelas

27/09/2009 22:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El mundo está hoy plagado de cámaras y pocos son los sucesos públicos que podrían escapar al registro de nuestra realidad centrada en la imagen

102 minutos de historia puraEl mundo está hoy plagado de cámaras y pocos son los sucesos públicos que podrían escapar al registro de nuestra realidad centrada en la imagen. Quizás por eso el ejercicio del documental de History Channel “102 minutos que cambiaron al mundo” nos suena a post modernidad recalcitrante. Ya no se trata de fragmentos dispersos, de miradas particulares, de recuerdos subjetivos sobre el 11 de septiembre de 2001. Se trata de la realidad misma y de la imagen que toma su lugar.

En este sentido, la pretensión de reconstruir los hechos y de tomar su lugar en la historia es cumplida a cabalidad en este programa. Utilizando los cientos de imágenes captadas por la gente que esa trágica jornada atinó a encender sus cámaras y registrar lo que pasaba en las calles de Nueva York, el documental monta una historia perturbadora en extremo, intensa y profundamente humana.

El mundo está hoy plagado de cámaras y pocos son los sucesos públicos que podrían escapar al registro de nuestra realidad centrada en la imagen

Los tres Emmys que se llevó el programa el domingo pasado fueron un justo reconocimiento. Y es que el entramado de este relato resulta particularmente asombroso en la forma y en la crudeza, al punto de ser una experiencia emocionalmente agotadora para el televidente sensible (y en más de un momento tuve que pararme a tomar un respiro). El pánico de una mujer que enciende su cámara desde la ventana de su departamento para grabar lo que cree un incendio en una de las Torres Gemelas y que termina captando desde una posición privilegiada el impacto del segundo avión. Las caras de los desprevenidos transeúntes, la fantasmal aparición de un hombre en medio de la nube de escombros, blanco de polvo de la cabeza a los pies, anunciando el colapso de las Torres Gemelas. Los gritos conmovedores de algunos de los improvisados camarógrafos, al constatar que lo que caía por las ventanas no eran muebles, sino personas...

Imágenes limpias, sin voz en off, ni contextualizaciones editorialistas, ni frases clichés o de buena crianza (salvo la advertencia inicial sobre el fuerte contenido). Nada de músicalización, ni morbosas repeticiones en cámara lenta. La única intervención está en el entramado y la elección de las imágenes. No se trata de un programa que aporte información nueva, que especule sobre la conspiración o que moralice sobre la guerra contra el terrorismo. Se trata de emocionalidad pura y dura, de ese cliché sobre la imagen que vale más de mil palabras. Puede que sobre el tema del 11 de septiembre de 2001 se hayan hecho y se sigan haciendo muchísimos documentales, pero éste está entre los indispensables, por su crudeza, por el ejercicio audiovisual que representa y por la conmovedora y absorbente historia que nos cuenta.


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
5394
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.